Posts tagged "Crónica"

Ocho actos fúnebres

Todo pasa frente a un ataúd. Llantos y pésames; silencios y miradas perdidas Por Roberto Medina (@chinomorocho) No te irás. Estás sentado en un sillón. Frente a ti, en ese cuarto en donde el silencio sólo es interrumpido por un llanto intermitente, tienes un ataúd. A tu derecha, en otro sillón que está casi pegado...

Comida para un campeón

El hambre, como bien se sabe, no perdona. Lo hace a uno exaltarse al grado de querer forcejear con el cocinero. El personaje de esta crónica lo hizo… y así le fue. Por Roberto Medina Él era frágil. Si de por sí la estatura no le favorecía, su leve joroba lo hacía parecer más cercano...

Área de no tararear

Cuando el gordo le pega al asiento, lo más probable es que el camionero se encabrone Por Roberto Medina (@chinomorocho) – ¡Pin pirinpa piririnpa pa! Le pega al asiento de adelante, como si de un bongó inarmónico se tratara. Sus manos gordas tratan de ir al arrítmico paso de la tonada que tararea. – ¡Pin...

La Milagrosa

Ante la opción inminente de diversión fuera de horarios de trabajo, las mujeres  solemos invertir una gran cantidad de tiempo en el arreglo personal. Cubrir los pequeños defectos puede parecer tarea fácil. Pero esa tarde descubrí que no es verdad. Por: Alicia Preza Trabajar en fin de semana es lo más parecido a un aislamiento...

La direc

Nadie hacia corajes como ella. Hay que decir que, todos los alumnos que cayeron en sus manos, aprendieron aquello de la fe como un granito de mostaza   Por Roberto Medina (@chinomorocho)   Miles de veces la vimos enojada, pero como ésa, pocas. Nuestro salón estaba separado de la dirección por unos 15 ó 20...

“Es la necesidad…”

Todo depende de lo que se busque. En Cuba hay obreros y burócratas; también guías y padrotes. El personaje de esta crónica trabaja en una tortillería, y en sus ratos libres, también se dedica a conseguir mujeres para el turista   Por Roberto Medina   A Rayniel lo han metido a la cárcel en tres...

Tener y no tener sexo

Que sea el lector quien ponga cara y cuerpo a los protagonistas. Y que decida, de paso, si realmente se trata de una historia de ficción   Por Roberto Medina (@chinomorocho)                   Hace un rato que el suelo le cala en las rodillas. Tiene la mirada al...

¿Y usted cómo vive los días santos?

Éste es -nada más y nada menos- el texto que Jesús no quiere que leas.   Por Roberto Medina (@chinomorocho) Puta Cuaresma. Tan cambiante tú, tan cambiante yo. Tan imprevisible en lo que avecinas. Tan némesis de la carne en viernes. Tan estimulante de ayunos incompletos.     Puta Semana Santa. Tan llena de vómito televisivo....

Telas con destino a La Habana

Para hablar de Cuba hay que meterse en temas económicos, sociales y hasta etílicos; pero… ¿y las telas?   Por Roberto Medina (@chinomorocho)   – ¿Qué pasó? ¿Por qué le dijiste que no a la señora? – Es que… – Si casi ni traes equipaje.  El sujeto mide poco menos de 1.70 m. Lo sé...

Toma mientras puedas

¿Una cantina? No es necesaria. No al menos para el protagonista de esta historia Por Roberto Medina (@chinomorocho)   Tiene la mirada perdida. Lleva una de esas camisas que se verían mejor en un niño regordete de ocho años; también una bermuda que sólo los valientes usan en temporada navideña.    Una cachucha blanca deja...

Tristeza de ciclista

Para el Pollito, alias Bruno, porque sin saberlo me fue dictando las palabras.   – ¡Perdidos por mil, perdidos por cientos! ¡No sé quién nos manda estar aquí, sufriendo! Antonio se queja, hace un gesto duro con la mandíbula, se acomoda el sombrero, entrecierra los ojos. Es una tarde soleada, pero no importa: hay en...

El hombre del sombrero

Los rituales son, además de una cosa  personalísima, un código para reafirmarse en soledad. Cuando nos sorprendemos como testigos de uno que no nos pertenece conocemos entonces una parte más que íntima de alguien que bien podría, a pesar de tener un  nombre familiar, ser un desconocido. En el peor escenario se corre el riesgo...