Monthly archive abril, 2013
Una enfermedad incurable

Una enfermedad incurable

“Lo bueno es que vienes y se me hace más ligero todo. Me gusta hablar contigo. Eres mi mejor amiga. Si supieras cuánto te quiero, Ale. Si tan sólo lo supieras. Ven, vamos a ver la tele y deja que te abrace, así no me siento tan sola cuando no estás tú.” Por Alejandra Leyva...
La primera vez que ellos se vieron

La primera vez que ellos se vieron

Era más que evidente: él había concertado una cita con un extraño, alguien a quien no había visto jamás. Lo otro sólo era lógico: ese alguien debía ser otro hombre y no mayor de 25 años. El medio de contacto bien pudo haber sido una sala de chat o uno de esos portales a través...