El pobre convidado de piedra en que se convirtió Pepe Guízar mira, incólume, la decadencia de aquellos sus “Colomitos lejanos”. En esta crónica, el autor no sólo narra en lo que hoy se han convertido Los Colomos, sino que irremediablemente los recuerdos de su infancia lo buscan, agazapados, en cualquiera de los parajes del bosque....